Un Taller de Aventuras

Maratón Panamá 2012

Roger y yoEste año cerré el calendario con un fondo bueno, el maratón de Panamá. Lo corrí junto con Roger por los primeros 21km, y después no le pude seguir el paso. Ambos corrimos con el mismo número, los dos íbamos de bandidos, cada cual por sus razones. La principal razón mía es que no tenía ganas de pagarle a Corredores del Istmo por haber aprobado por tercera vez consecutiva al mismo presidente (ahora tenemos que soportarlo por otros 2 años). Roger estaba recuperándose de una lesión que tuvo corriendo rápido los 21km de Gamboa y no quería tener ninguna presión durante la carrera. Ninguno de los dos habíamos hecho el trabajo para poder hacer una buena carrera este año.

Todavía no me aprendo bien las funciones de mi Suunto Ambit y toqué el botón que no era cuando partimos a correr. Obviamente corrimos unos kilómetros antes de que me diera cuenta y empezara el cronómetro correctamente. Mi tiempo oficial puede ser unos 15 minutos más que lo que marqué al final, pero no es realmente relevante a la hora de sacar cuentas. Hacía rato que no corría con un pulsímetro y, si le hago caso a lo que dicen los datos, corrí dos horas muy duro, y casi dos horas a máximo esfuerzo. La verdad, tengo que ajustar las zonas del reloj para que tengan sentido  los números. Mi pulsación más alta fue subiendo la loma de Miraflores cuando corrí detras de la bici de Gabriel González y su grupo como unos 200 metros loma arriba, casi logro coronar antes de explotar.

Hice dos números para nosotros después que vi como iban a ser los números de la carrera, ambos con 666 para tentar al diablo. Roger no estaba muy convencido, pero igual se lo puso. Fue divertido escuchar los comentarios que hacían del número de Roger porque el lo llevaba puesto hacia su espalda. Cuando nos pasábamos a alguien, de vez en cuanto comentaban algo cómo: ‘Jó, ese número ‘tá satánico’. Pero nadie se imaginaba que el número no fuese legal, a mi hasta me dieron medalla cuando crucé la meta. Roger no fue tan afortunado porque el que estaba repartiendo medallas le revisó el número y decidió no darle medalla.

Por suerte contaba con la asistencia de Luis Carlos, Iris, Lorena e Isabelita. Creo que la asistencia del maratón estaba pobre: la mayoría de los puestos eran solamente de agua, aunque si habían puestos de Gatorade. Por suerte muchos grupos estaban asistiendo, en adición a los puestos oficiales de la carrera. El clima, después de las 7am se puso hostil, el sol estaba inclemente. Me encantó el recorrido, en especial el hecho de que el tramo de ida y vuelta a Pedro Miguel permitía ver el progreso del evento. Me encontré con los punteros justo llegando a Clayton. De regreso de Pedro Miguel pude ver a muchos amigos e intercambiar saludos y brindarnos mutuo apoyo.

Hice tres paradas para tomarme una cerveza durante el recorrido: una en Clayton, una en Pedro Miguel, y la otra en la estación de combustible frente a Los Ríos. Esas pintas heladas estaban fuera de este mundo. Esa fue mi oportunidad de ser expectador durante este maratón. En Pedro Miguel casi se sale Roger porque le estaban comenzando a molestar las pantorrillas. Yo le dije que se tomará una cerveza y cuando yo regresaba de dar mi giro salíamos corriendo juntos con calma. Más nunca lo volví a ver hasta la meta, pero lo convencí de que no se retirara.

No pude quedarme mucho tiempo en la meta porque Roger, con quien había ido a Figali, quería irse de una vez. Fuimos a Nápoli de 4 de julio y estaba cerrado. Al final terminamos comiendo ceviche en el Mercado de Mariscos. Después de un par de vasitos, acompañados de sus respectivas frías, nos fuimos cada quien por su lado.

3 Responses to Maratón Panamá 2012

  1. Eyyy Rompy, eso de ser crew, me quedo gustando mucho y mas que el crew se tomo a pecho el hidratarse mas que los mismos corredores con pintas y +++pintas. Luis Carlos, no tiene queja tampoco, el carro lo llevaba lleno de porristas.

  2. ¡Eres GRANDE Rompy! Que buena onda. Antes de salir Roger me dijo: esto lo que es es un fondito y luego encontrarte y q me saludes de besito ¡Priceless para mi primera maratón!

    Por eso soy la fan #111 de las Bestias Bennet #666

Leave a Reply