Un Taller de Aventuras

Altos de La Estancia

Altos de La Estancia

Este domingo corrí unos 15 kilómetros con Ernesto Duran. Casi me mata corretear a ese venado por los senderos de La India Dormida y Altos de La Estancia. Esta vuelta me hizo caer en cuenta de lo perezoso y lento que me he puesto. Esa corrida era justo lo que necesitaba para reanudar mi entrenamiento para Western States 100.

Partimos a las 7:00am y no regresamos hasta las 10:19am, y, aun que no recorrimos más de 16 kilómetros, ¡yo estaba cansado! Ernesto corre con facilidad a un paso que a mi me lleva rápidamente a mi tope aeróbico. Desde que partimos íbamos conversando y rápidamente fue claro para mi que estaba en problemas: yo iba jadeando mientras corría y Ernesto iba fresco como una lechuga. Cuando empezamos a subir por “El Violín” yo ya había llegado a mi tope y Ernie seguía corriendo loma arriba.

Parte de la idea de nuestra corrida era enseñarla a Ernesto el sendero que va desde La India Dormida a Altos de La Estancia para ver si lo incluían en una carrera próxima en El Valle. Yo pienso que ese sendero es excelente para alargar El Valle Trail Race a 50 kilómetros y poder tener un ultra maratón oficial en Panamá. El único problema es que ya esa carrera es suficientemente dura para que sea del interés de pocos corredores en Panamá.

El sendero hacia Altos de La Estancia por sí solo es uno de los mejores senderos cerca de El Valle. El problema es que está del otro lado de La India Dormida y eso lo coloca lejos de El Valle. Ahora, ese sendero queda perfecto para alargar El Valle Trail Race por que esa carrera ya está pasando por La India Dormida. La distancia a La Estancia es justa la necesaria para alargar la carrera sin aumentar su dificultad en un mayor grado.

En mis últimos meses estuve entrenando lento y largo, principalmente preocupado por acostumbrarme a estar de pié y en movimiento por largo tiempo. Hacía esto en preparación para mi primera carrera de 1oo millas / 161 kilómetros. Ahora viene mi segunda carrera de esa distancia y quiero bajar mi tiempo hasta 23:59:59 para ganarme una hebilla de plata. Esto será casi imposible para mi, pero una excelente motivación para llevarme a un esfuerzo adicional en mi actividad deportiva. Correr con Ernesto fue excelente en este sentido por que me obligó a correr con la lengua afuera.

Cuando finalmente regresamos a la casa yo estaba más cansado que el fin de semana anterior, y ese fin de semana había hecho el Duatlón de El Valle (quedé segundo lugar en mi categoría de 50 años) y después me pasé activo por más de 24 horas en El Reto del Indio, que al final nos tomó 27 horas (partimos a la 1:43pm del domingo y terminé a las 4:45pm del lunes). Pero el esfuerzo del duatlón fue corto y procuré hacerlo conservadoramente, y el Reto fue largo pero de baja intensidad. En estos meses que vienen voy a ir incorporando entrenamientos de velocidad a mi rutina regular. Quiero correr maratones de 3:30 cómodamente para poder correr 160 kilómetros en 24 horas, cómodamente.

One Response to Altos de La Estancia

Leave a Reply