Un Taller de Aventuras

Boqueron 2010

Por 20 años he estado caminando el Río Boquerón, desde 1990, y todavía no me canso de ese recorrido. Cada vez tiene algo nuevo, algo viejo y siempre es divertido. Esta última caminata que hicimos no ha sido la excepción: 19 caminantes entramos por La Línea en Nombre de Dios y salimos por Boquerón Arriba, todos reídos. En esta ocasión hubo una buena cantidad de personas que hacían esta caminata por primera vez. Todos quedaron contentos y aprendieron algo de caminar por el bosque tropical humedo, por ríos.

Por más que traté de ir super liviano, mi mochila quedó pesando cerca de 20 libras, y no llevaba casi comida. No me dió el ánimo para ir a comprar comida para hacerme unos emparedados, y mi cena ya estaba resuelta: yo cargaba la estufa y mi hermano Roger llevaba la cena. Saqué de la despensa unos chocolates calientes en sobre, unas avenas instantáneas, y me llevé una cantidad razonable de raciones energéticas que tenía para mis corridas largas. Con eso tuve suficiente para todo el fin de semana. Lo suplemente con comidas que me dieron los que sí fueron bien preparados con alimentos de sobra. Robert Souter me dió lo que le quedaba de un emparedado que se estaba comiendo, Jordi me dió una lata de atún preparado, y Argelis me dió un par de mafás. Joaquín decidió quitarse las ollas de encima y se compró una mochila tan pequeña que de a milagro le cupo todo lo que llevó (casi nada).

Mona, que iba por primera vez, hizo todo el recorrido en sandalias Keen. El primer día no le fue muy bien pues las sandalias se le llenaban de piedras de río y estaba muy incómoda. El segundo día resolvió el problema con un segundo par de medias que colocó por encima de toda la sandalia, y luego dobló la media de adentro por encima de la media de afuera. Problema resuelto – no más piedras en sus sandalias. ¡Genial! En cada caminata se aprende algo nuevo…

Teresa me pidió que le llevara unas taguas. Las recogí en la primera palma de tagua de la caminata. Estaban en su punto, bien formadas y sólidas. Como el mazo pesaba tanto lo reventé para poder llevarme las semillas sueltas. Por desgracia se me quedaron en el campamento: se mezclaron con la hierba mojada del piso y nos la vi cuando llené mi mochila para la caminata del segundo día. Ojalá que las semillas peguen y tengamos una palma de tagua donde siempre acampamos el primer día. El segundo día traté de recoger más semillas de tagua en unas plantas que están llegando a La Escandalosa, pero no estaban listas las semillas: todavía estaba líquido el contenido del coco de la tagua. ¿Cómo sabrán los indios cuando es apropiado recoger la semilla de la planta?

Vimos muchas culebras a través de nuestro recorrido, pero la mayoría no eran venenosas. Creo que nunca habíamos topado con tantas culebras. Pero, curiosamente, no vimos mucha fauna en nuestro viaje. Todavía están desmontando un poco en el lado de Brazo Cedro, justo antes de subir a los rieles. Pude ver claramente cintas que otros caminantes colocaron en la ruta que siempre sigo. Yo también coloqué cintas en esta ocasión, como siempre lo hago, pero mis cintas son las de agrimensura, y las cintas que estaban colocadas eran de seguridad. Me alegra ver que se esté usando el mismo sendero por varios grupos, así le causamos menos estrés al bosque.

La noche del campamento nos cayó un palo de agua que mando a la mayoría para sus toldas y hamacas. Un grupo se quedó hasta la muerte, hasta que se les acabó todo lo que había que tomarse en el campamento (a la vista). Al día siguiente Mona decidió que no iba a cargar lo que le quedo de su vodka y lo botó. Supongo que los de la noche hubiesen durado más si se enteraban que quedaba más combustible guardado por los derredores. Yo, por suerte, estaba al margen de la parranda por estarme preparando para el American River 50, un ultra maratón que voy a correr el 10 de abril. Necesito perder unas 10 libras para correr con menos peso encima y tomé la decisión de cortar el alcohol hasta que crucé la meta de los 80 kilómetros que me esperan. Por ahora estoy muy contento con mi decisión.

La diferencia entre los veteranos de esta caminata y los primerizos fue obvia desde un principio. Los veteranos que aprendieron de sus caminatas anteriores iban mucho más livianos que los que nos acompañaban por primera vez. También estaban algo mejor preparados con calzado tipo zapatillas de correr y hamacas para dormir (en lugar de botas y toldas). Las mochilas de los veteranos también eran más pequeñas y livianas que las de los más novatos. Argelis fue una excepción por que vino preparada con absolutamente lo mínimo necesario. Cedric también vino bastante bien preparado con sus zapatillas y una mochila liviana. Jonathan trajo sus zapatillas “casi nuevas” de 6 años (pero de poco uso) y se le separaron en el camino. Se me olvidó decirle a Jordi que recalcara que todos deben traer calzado en buen estado, nada de más de 2 años por que no resiste el viaje.

He quedado con ganas de hacer una caminata como esta, pero más larga. Tengo ganas de entrar por Cuango, subir por Río Cuango, y bajar por el Río Chagres. Hace tiempo que tengo esta caminata en mente. Creo que ahora tenemos un grupo de gente con experiencia de la cual puede salir un grupo interesado en este recorrido, y que tiene el acondicionamiento físico adecuado para un recorrido como ese. Yo creo que lo podríamos hacer en unos 5 días, tal vez menos. No debe haber mucho perdedero: los ríos de los que estamos hablando son bastante grandes, el terreno no permite mucho juego en la ruta que hay que seguir.

Por lo pronto parece que volveremos a caminar Chorros de Olá en un futuro cercano. Ojalá llegue pronto ese futuro. Mis piés ya están listos para otra caminata, esta se me quedó en una muela.

4 Responses to Boqueron 2010

  1. Excelente caminata. Felicitaciones a los organizadores !!!

    Lastima nos pasamos el Joron en la salida de Boqueron.
    El baile quedara para el proximo retorno a Boqueron.

    Mi mochila no exedio las 10 lbs (incluyendo el preciado guaro) y como menciona Rompi no me falto nada. Estoy seguro que los novatos no cometeran el mismo error de exceso de peso en la proxima caminata. Argelis viajo liviana por los consejitos que le di ANTES de empacar.

    Listo y ansioso de participar en la proxima caminata !!!

  2. :O al parecer fue una experiencia alucinante!
    Bueno ya te hice un tipo de propuesta en mi anterior comentario.
    En esta entrada he visto que has ido con un gran grupo, por si no te parece la idea de mi anterior comentario, me gustaría personalmente participar y formar parte de vuestro grupo para próximas caminatas :P.

    Muy buena la entrada, tan buena que me da envidia por no poder estar participando de ella xD.Y más ahora que tengo mas de 2 meses sin movimiento alguno, mis compañeros con los que realizaba mis caminatas me han abandonado…

Leave a Reply