Un Taller de Aventuras

Portobelo 2009

Cruzando la meta
Cruzando la meta

Hace 11 años que participé en mi primer triatlón, el Triatlón de Portobelo 1999. Esta fue la XI Edición contínua de esta carrera. No he podido competir en todas, pero siempre planeo en seguir participando. Este año casi no participo por que me iba a caminar un segmento del Transpanamá con Miguel Esquivel, pero a último minuto me salieron compromisos que me hicieron cancelar la caminata. Por suerte aún quedaba tiempo para inscribirme para esta carrera. Hubiese sido una pena perderme la caminata y perderme, además, el Triatlón de Portobelo. 

Este año logré mi mejor tiempo en la nueva ruta de la carrera que ha permanecido igual por los últimos 4 años. Mi tiempo fue de 3:58:19 logrando romper las cuatro horas. Mejoré en 7 minutos el tiempo que hice el año anterior, y también mejoré todos los tiempos de cada evento, incluso el de las transiciones. Estoy seguro que todavía puedo mejorar mucho de aqui a noviembre 29, cuando pretendo hacer el Ironman de Cozumel. En la natación es donde más tengo que mejorar. Este año mejoré la nadada en 45 segundos contra el año anterior. Me sirvió nadar el medio-Ironman en noviemobre.

Curiosamente, estaba a punto de retirarme de la carrera a minutos de haber iniciado. Me iba a ahogar tratando de nadar en la estela de Robert Zauner, que nadó en 38 minutos. Cuando ya el corazón no me daba más y me quedé sin remolcador, mis ánimos estában por el piso pensando en tener que nadar solo toda la distancia. Pero cuando miré hacia atrás vi que todavía habían muchos nadadores siguiéndome. El próximo que me pasó era un jóven fuerte y pensé que podía quedarme tras él. El resto de la nadada me fue excelente nadando cómodamente en la corriente justo detras de mi remolcador. De hecho llegué muy descansado a la transición.

Cuando inicié la bicicleta estaba fresco y decidí que guardaría mi fuerza para el último tramo de la bicicleta, cuando regresaba al asfalto después del descenso de la montaña. Estaba contento por qué sabía que tenía mucha gente por delante a quien pasar en la bicicleta. Siempre es divertido tener pequeñas metas durante la carrera y, generalmente, competidor visto es competidor muerto. Hiriam Cerezo, de 30-34 años, fue la excepción. Nos pasamos mutuamente durante toda la etapa de bicicleta. Logré llegar a la transición justo antes que Hiriam, pero más nunca lo volví a ver: salió de la transición antes que yo y corrió 11 minutos más rápido que yo.

César Kiamco también logró escaparse, una vez más. Me lo pasé en la bicicleta, esta vez al final de la bajada. César llegó a la transición poco después que yo y salió inmediatamente ya que no tenía que cambiarse de zapatos. Lo logré ver nuevamente en la corrida, ya después de la bajada. Casi me lo alcanzo, pero llegó a la calle como 50 metros delante de mi. Una vez que César llegó al camino plano había pocas posibilidades de que lo lograra rebasar. Ya lo había perdido de vista cuando giré por Los Cañones. Desde que toqué el asfalto sabía que había una posibilidad de romper las 4 horas. Al final crucé la meta en 3:58:19 – contento.

Leave a Reply