Un Taller de Aventuras

Se Fue Noviembre

Se me fue el mes de noviembre muy rápido. Hice bastante durante ese mes, en especial remé casi todos los fines de semana. Y noviembre cerró con una semana de lluvias intensas que no pude aprovechar. Había tanta agua en los ríos que causó daños en Chiriquí y Bocas del Toro. Yo estaba remando el Río Chagres cuando comenzó la lluvia. Al llegar a casa de un excelente viaje vi en las noticias el estado del Río Calderas en Boquete.

Remamos el Río Grande cuando estaba crecido, al principio de noviembre. Nos llevamos buenos varios sustos por estar metidos en el río cuando era más prudente quedarse en la orilla, como decidió hacerlo Jaime Vásquez al ver las condiciones del río. Joaquín, Paulo y yo nos metimos al agua cuando el nivel del río debió haber estado como tres veces más arriba del nivel en que normalmente lo bajamos. No había caído en cuenta de esto por que nos metimos al río por una quebrada por donde normalemente no entramos al río. Nuestro punto de entrada a la sección media del Río Grande era un poco más abajo, pero los autos no podían llegar hasta ese sitio por lo malo del camino que estaba muy mojado por la lluvia. Esa bajada del río es excelente tema para un cuento completo.

También remamos el Río Chame, el Río Pacora y el Río Chagres, que fue lo último que remé en noviembre. Lástima que nuestro pequeño equipo de remeros se va a desbandar ahora que Paulo Vargas regrese a San José, Costa Rica, su ciudad de orígen. Lo bueno de tener a Paulo en San José será que ahora tenemos alguién en el país vecino con quien ir a remar los excelentes ríos de Costa Rica. Lo mejor del caso es que Paulo se pagó su universidad remando como guía, así es que conoce muy bien las aguas de esa zona. Creo que esta temporada lluviosa ha sido muy bien aprovechada ya que remamos bastante.

Tal vez nos quede un par de viajes más al río antes que el agua baje demasiado. Estoy pensando aprovechar que el Mamoní mantiene algo de agua a través del verano para mantener el impulso que logramos este año con los kayakeros. Ahora que las aguas se ponen más fáciles al bajar el nivel del flujo de agua es un buen momento para introducir nuevos adeptos al deporte del remo. En particular tenemos que incluir a Annie Young en nuestro pequeño grupo. Annie se compró un Jackson Fun Rosado este año y lo ha usado muy poco. Esta es una pena muy grande, se le va a secar su kayak de tan poco contacto con el agua.

Leave a Reply