Un Taller de Aventuras

Trepar árboles, para grandes y chicos

High FrontierCuando tenía 6 años me mandaron unas vacaciones a Costa Rica con mi abuela para que me enseñara a leer y escribir en español (ella había sido maestra). En el patio de la casa había un ciruelo inmenso en el que pasé muchas horas trepado. Ese es, quizás, mi árbol favorito dentro de las memorias de infantiles. Todavía trepo árboles, y, a veces, me caigo de ellos. Por curiosidad busqué “treeclimbing” en el Internet y encontré que hay varios sitios dedicados al tema y compañías que venden equipo especializado para trepar árboles.

Después de explorar el tema un poco he decidido que esta categoría de deportes (ya hay campeonatos mundiales) va a explotar con mucho vigor. A pesar que quieran catalogar esta actividad como un deporte extremo, creo que es un entretenimiento bastante seguro si se practica con buen juicio. Esta es la opinión de TCI, uno de los organismos que ya existen dentro de este deporte. Estaba revisando las técnicas que se usan para este deporte y son bastante sencillas, sin requerir de mucho más que una buena soga y un arnés.

En Sherrill Tree venden equipo bastante sofisticado para cuando uno quiera dedicarle más tiempo a este pasatiempo y trepar árboles más difíciles. Me encantó un biombo gigante para colocar las sogas en las ramas más altas de los árboles. Ya tengo algunos árboles en mente para ir a visitar. Creo que sería muy divertido pasar una noche trepado en un árbol. En el Boqueron he pasado varias noches bajo el dosel de la selva viendo los ojos de los mamíferos arbóreos nocturnos. Me puedo imaginar la sorpresa de los kinkajou si se toparan conmigo en la copa de sus árboles.

0 Responses to Trepar árboles, para grandes y chicos

  1. los arboles son bonitos en este mundo que malo que el hombre los este acabando lo que importa nadamas para el hombre es el dinero ycontaminar mas en el planeta

Leave a Reply